Como tener gluteos perfectos en 3 sencillos pasos

Llevar un estilo de vida correcto, mantener hábitos alimenticios adecuados y sobre todo mantenerte hábitos permanentes realizando buenas rutinas de ejercicios te ayudan a mejorar la forma y el tamaño de tus glúteos seas mujer o seas hombre; porque hoy en día todos queremos tener el mejor cuerpo para impresionar a los demás. Así que, si estás buscando como tener glúteos grandes, te a conocer estas 3 técnicas para que logres tener unos glúteos más grandes.

 

Sé que no siempre es sencillo tener los glúteos como nos gusta, pero de eso se trata, llevar a cabo nuestro objetivo para tener luego de un tiempo de trabajo el cuerpo soñado, este es un propósito que de inmediato debemos trabajar.

 

PASO 1

LA COMIDA SALUDABLE TE PERMITE TENER LOS GLUTEOS PERFECTOS

Ya sea que estés buscando mantener tu peso, o perder el peso que no es adecuado; un comienzo práctico para este proceso es hacer los cambios necesarios y apropiados a tu dieta diaria. Básicamente asegura comenzando a comer alimentos naturales y eliminar los alimentos que son procesados ​​o basura, estos deben ser eliminado de tu dieta.

Además, los alimentos chatarra, es el tipo de comida que generalmente no es saludable y por ello se les denomina así, porque hacen más daño que bien al cuerpo. Pueden provocar un aumento de la grasa corporal en todos los sentidos y hay donde se descompensa el sistema graso.

Hay que tener en cuenta que los alimentos para agregar un peso ideal saludable incluyen carbohidratos como avena, las pastas multigrano, el trigo integral, el arroz integral y las papas.

Además, una dieta puede beneficiarse de alimentos con proteínas como pescado, soja, carne de res, frijoles, nueces, huevos y pollo.

El aumento de la ingesta de proteínas es útil cuando se trata de desarrollar músculo en las nalgas. Además, una dieta bien planificada es útil para mantener el peso saludable preferido, regular las hormonas y proporcionar al cuerpo lo que necesita para crecer.

PASO 2

DESARROLLAR EJERCICIOS ADECUADOS PERFECCIONAN TUS GLUTEOS

Muchas personas no creen en lo esencial que es el ejercicio, es tan importante como el punto anterior. El ejercicio es una de las partes esenciales para ayudar a tonificar y a desarrollar los músculos en el cuerpo.

Si bien no es necesario completar la sesión tortuosa de cardio varias veces a la semana, es necesario utilizar los ejercicios que se dirigen a los músculos deseados. Por ejemplo, los músculos de los glúteos se tonifican mejor cuando se realizan como ejercicios estocadas, peso muerto, patadas y sentadillas.

Un gran beneficio de estos ejercicios es que son fáciles de realizar y se pueden completar con un equipo mínimo. El ejercicio regular ayuda a crear unos glúteos más grandes y redondos mediante el fortalecimiento de los músculos de las nalgas.

PASO 3

LOS SUPLEMENTOS TAMBIÉN SON ÚTILES PARA AUMENTAR LOS GLUTEOSHay una variedad de suplementos y hierbas naturales que son útiles para agrandar el área de las nalgas. Los suplementos son ricos en fitoestrógenos, tienen la capacidad de aumentar los niveles de estrógeno en el cuerpo. Los suplementos como el aceite de pescado, el extracto de raíz de maca y el ovario bovino son algunas de las opciones que incluyen los ingredientes correctos para ayudar a lograr las curvas deseadas.

La perdida de peso por depresión y desmotivacion

www.adelgazaen2dias.com

Si bien es cierto que muchas personas pasan toda su vida buscando la forma milagrosa de bajar de peso, llegar a un peso ideal sin hacer mayor esfuerzo, cuando ocurre una pérdida de peso por enfermedad se vuelve una situación preocupante. Por lo cual, no debe verse la pérdida de peso durante la depresión como un beneficio de ese estado.

La pérdida de peso por la depresión, es un síntoma más del esa condición y como tal debe ser tratada. Este tipo de pérdida de peso excesiva puede traer graves consecuencias al organismo. Debido al debilitamiento del sistema inmunológico, el organismo se encuentra expuesto a contraer otras enfermedades e infecciones que pueden complicar aún más el estado de salud de la persona.

La pérdida de peso rápida por depresión es muy común, ya que son muchos los desórdenes alimenticios que se asocian con este estado. Es común (pero no la norma) que las personas desarrollen trastornos como la anorexia y la bulimia, no todas las personas llegan a esos extremos. Pero lo cierto es que cuando una persona se encuentra deprimida su relación con la comida cambia por completo, por lo que es normal que tienda a perder peso de forma involuntaria.

La pérdida de peso en depresión ocurre porque uno de los principales síntomas que presenta una persona deprimida es la pérdida total o parcial del apetito. La falta de interés, la insatisfacción por todo, el desgano, la tristeza extrema, el aumento del cansancio y la fatiga pueden ocasionar que la persona no quiera hacer ningún tipo de movimiento, por lo cual deja de alimentarse y por ende ocurre la pérdida de peso involuntaria, en muchos casos la persona no es consciente de que ha dejado de comer.

Hay otro tipo de personas que aun cuando comen con regularidad de igual forma tienen una pérdida de peso involuntaria por depresión, en este caso estas personas sufren de un desequilibrio químico que afecta de forma directa las hormonas y las enzimas que intervienen en los procesos  alimenticios. Aunque la persona coma bien o aumente su ingesta de alimentos, de igual manera tiende a bajar de peso por la depresión.

Para evitar la pérdida de peso por la depresión es importante controlar el episodio depresivo. Nunca se debe de ver como una ventaja el bajar de peso por depresión, esta es una condición muy grave que debe ser tratada de inmediato. Si luego de salir del episodio depresivo se quiere bajar de peso, se ha de tomar las medidas pertinentes para lograr el peso ideal de forma saludable.

Para  desvincular la pérdida de peso y la depresión es necesario que la persona se ponga en tratamiento médico de inmediato, de igual manera si siente que su estado de ánimo le impide realizar sus comidas, debe optar por solicitar ayuda para cocinar los alimentos. Una forma de comer durante el episodio depresivo es optar por las comidas que más le gusten y comerlas en porciones pequeñas.

Espero que le guste el articulo , pueden pedir sugerencias un saludo..

Factores que pueden influir en el crecimiento de los músculos glúteos.

Los glúteos son uno de los músculos más importantes del cuerpo humano, dado a que este es uno de los que más es utilizado por las personas, dado a que este actua en practicamente la mayoria de las acciones que realizamos en nuestras vidas, tanto de forma cotidiana como en acciones hechas de forma eventual u ocasional.

El tamaño de estos músculos, es uno de los factores de mayor importancia para las personas o para cierto sector de ellas, dado a que este es uno de los estándares de atractividad principales en los que gran parte de la población se fija para determinar el nivel de atractivo que una persona, mayormente el sexo femenino, puede tener o puede carecer. Es por tanto que, el crecimiento de estos músculos es uno de los incentivos o deseos más anhelados por determinado sector población de la sociedad, por ello suele buscarse formas o mecanismos con los cuales este puede aumentar su tamaño.Principalmente cabe a recalcar que, los glúteos son un musculo, y como tal, este requiere de dos aspectos fundamentales para su desarrollo, y por ende su crecimiento, y estos son por un lado el ejercicio, y por el otro, como toda parte del cuerpo humano, depende de la alimentación para mantenerse, desarrollarse y eventualmente crecer como músculo.El glúteo es prácticamente la parte muscular de lo que conocemos como nalga, el cual es esta la que su tamaño implica y significa tanto en las personas de la sociedad, por ende no solo está compuesto por músculo puro, sino también de tejidos, entre ellos, tejido adiposo o conocido más popularmente como grasa.De hecho, medica y científicamente esta estimado que, la apariencia del cuerpo entero, su estética prácticamente, proviene en un 30% de su ejercicio físico, y en un 70% de la alimentación que este recibe, dado a que los alimentos son básicamente el combustible del cuerpo humano, o al menos uno de ellos, de manera que una dieta debidamente equilibrada puede influir completamente en cuanto la estética del cuerpo humano.Pero centrándonos más específicamente en el área de la cual hablamos, efectivamente es un factor de extrema influencia en cuanto el crecimiento que este puede o no emprender.Cabe recalcar, ¿que es lo que pasa cuando nuestro cuerpo se ejercita?, pues lo que pasa es que, cuando hacemos ejercicio esto lo que provoca es una serie de roturas en nuestros músculos, claro está, estas roturas son microscópicas, y lo que hace nuestro cuerpo es entrar en un proceso de reparación muscular, con el fin de que estos tejidos primero, se regeneren obviamente, y segundo, se hagan más fuertes para prevenir que se rompan con la misma facilidad.De manera que, mientras más ejercicio hagamos, más difícil es que nuestros músculos se rompan y entren en el estado de reparación, en el cual, no solo se hacen más grandes, sino que desde luego, más fuerte implica en este caso más grande.

¿en que influye la alimentación?, pues es la mezcla de grasas, proteínas y carbohidratos que se encuentran en la comida, que hace que estos músculos puedan regenerarse, de lo contrario, estos simplemente se hacen más delgados y débiles, eso sin mencionar que sin comida, nuestro cuerpo no tiene energías para poder realizar el ejercicio necesario para provocar dicha reparación muscular, lo cual es lo que provoca el crecimiento de este músculo.

La pérdida de peso por el trastorno de ansiedad

La pérdida de peso por la ansiedad ocasiona en los adultos una gran pérdida de peso corporal, disminución de la masa muscular, aumento de las probabilidades de contraer una infección y de sufrir un ataque de depresión. Hay que recordar que es normal que el ser humano sufra en algún momento de su vida un episodio de ansiedad, sin importar si la persona tiene una vida acelerada o tranquila. La ansiedad esporádica es normal, ya que es la respuesta del organismo ante una situación peligrosa.

La pérdida de peso por estrés y ansiedad generalizados ocurre porque el cerebro responde de forma física las situaciones que le afectan. Por ejemplo una persona puede experimentar distintos tipos de problemas estomacales, malestar abdominal y una disminución o pérdida del apetito cuando la ansiedad se apodera de ella, lo que tare como consecuencia una pérdida de peso involuntaria por ansiedad.

En una persona ansiosa se estimulan  partes del cerebro, que traen como consecuencia la alteración de los mensajes enviados desde el cerebro hasta el sistema digestivo y la liberación  de hormonas que inhiben el apetito y afectan de forma concreta al sistema digestivo; por lo cual se puede bajar de peso por ansiedad.

Las personas que sufren de este trastorno, tienden a tener ciertos comportamientos que pueden provocar una pérdida de peso involuntaria por ansiedad. Un ejemplo muy claro son las personas que padecen del trastorno obsesivo-compulsivo (TOC), ellas en muchos casos ponen en práctica reglas alimenticias muy rígidas que en muchos casos ocasionan desnutrición. Algo similar ocurren con las personas que tienen ciertos tipos de fobias alimenticias.

Hoy en día, es muy común la pérdida de peso involuntaria por estrés y ansiedad, esto es consecuencia de un ritmo acelerado de vida, por lo que es frecuente que las personas salten una o varias comidas al día, otras comen muy rápido,  toman mucho café o bebidas con altos niveles de cafeína, algunas personas tienden a aumentar la intensidad de las rutinas de ejercicios y no aumentan la ingesta de alimentos, tomar ciertos medicamentos y suplementos alimenticios reducen el apetito e incrementa la pérdida de peso, entre otros. Para evitar la pérdida de peso por ansiedad es necesario hacer ciertos cambios en el comportamiento.

Hay algunos comportamientos que indican que la persona está pasando por un período depresivo, el cual posiblemente haga que la persona tenga una pérdida de peso por ansiedad y depresión,  algunos de estos comportamientos son el insomnio, la pérdida de apetito, la pérdida de peso involuntaria, episodios de ansiedad, mal humor e irritabilidad y otros.

Para combatir la pérdida de peso involuntaria por ansiedad la persona puede realizar una serie de actividades que le permitan manejar de forma efectiva y eficiente la ansiedad, un ejemplo de ello es la práctica de alguna actividad física, hacer meditación, practicar yoga, descansar y tomar unas vacaciones cortas, dormir y descansar lo más posible durante la noche, hacer ejercicios de relajación durante el día, entre otros.

El estrés y la pérdida de peso

Normalmente las personas asocian el estrés con el aumento de peso, debido a que la persona siente una mayor necesidad de comer, tiende a tener mayor cantidad de antojos. Esto es consecuencia del incremento de los niveles de cortisol u hormona del estrés, por lo cual la persona tiende a tener menos auto control sobre lo que ingiere. Pero hay otro grupo de personas que el estrés causa perdida de peso.

Según recientes investigaciones el estrés puede producir pérdida de peso. Éstas afirman que el estrés activa la grasa marrón o grasa buena del cuerpo. Este tipo de grasa, es capaz de aumentar la temperatura corporal mediante la quema de calorías (mediante el proceso de termogénesis), por lo cual se mejora la sensibilidad de la insulina y mejora los niveles de azúcar en la sangre.

Las pruebas que se realizaron para sustentar la hipótesis “el estrés ocasiona pérdida de peso”, se seleccionaron a un grupo de personas y se les pidió resolver una serie de ejercicios matemáticos complejos, luego se les presento un video de relajación.  Durante este proceso, se les tomo una muestra de saliva (para medir los niveles de cortisol) y una termografía infrarroja (para visualizar las zonas donde aumenta el calor de las zonas con grasa marrón).

Cuando el grupo de participantes ejecutaban las pruebas de matemáticas (situación estresante para la mayoría de las personas), hubo un aumento en los niveles de cortisol y un incremento de la temperatura en las zonas de grasa marrón, por lo que confirma que las personas pueden tener una pérdida de peso involuntaria por estrés.  Aunque hay autores que señalan que las mayoría de las personas adultas solo poseen entre cincuenta y cien gramos de grasa marrón, pero, también señalan que en muchos casos, las personas que poseen un bajo Índice de Masa Corporal tienden a poseer una mayor cantidad de grasa marrón.

Cuando se realizan los análisis térmicos en una persona, las zonas que poseen grasa marrón incrementan su temperatura hasta 300 veces sobre la temperatura de cualquier otro tejido. Razón por la cual, se estima que este tipo de grasa es un factor potencial para metabolizar rápidamente la glucosa y los lípidos. Por lo que, el incremento del cortisol como consecuencia del estrés genera una pérdida de peso en el individuo, gracias al estímulo de las zonas de grasa marrón.

Hay que tener presente que se habla de niveles de estrés leve a moderado. Porque cuando se sufre de estrés crónico la salud se ve afectada de forma perjudicial e incrementa las posibilidades de morir antes de tiempo, como consecuencia de alguna condición derivada del estrés crónico.  Aunque hay estudiosos que afirman que el estrés aumenta la esperanza de vida, pero es una de esas situaciones que es mejor no averiguar por cuenta propia. Lo cierto es que existe una relación entre el estrés y la pérdida de peso, que según como se maneje puede ser beneficiosa o no para la persona.

La pérdida de peso y masa muscular

Cuando se intenta resolver la interrogante ¿a qué se debe la pérdida de peso y masa muscular? Son muchas las razones que se tienen como respuesta, por lo cual es importante que la persona que experimente un cambio brusco en el peso y/o masa muscular acuda de inmediato al médico. Se pueden establecer las causas de la pérdida de peso y masa muscular más comunes que puede experimentar una persona, por ejemplo cambios abruptos en la dieta y en la práctica de actividad física, como consecuencia de alguna enfermedad o la edad (en especial en las personas de la tercera edad).
Cuando se tiene un régimen alimentario poco saludable o se realiza una dieta extrema se puede llegar a bajar de peso y masa muscular, el cuerpo al no tener más energía (calorías) que quemar, comienza a buscar otras formas de alimentarse, por lo que es capaz de quemar músculos como combustible y los almacenamientos de grasa, que emplea en caso de emergencias; este procedimiento se llama catabolismo muscular. Razón por la cual se habla de una alimentación balanceada y la práctica diaria de ejercicios para bajar de peso de forma saludable sin perder la masa muscular.
Algunas enfermedades y lesiones en los nervios pueden traer como consecuencia la pérdida de peso por pérdida de masa muscular involuntaria. Este tipo de pérdida de masa muscular ocurre de forma acelerada y no manera progresiva como ocurre con la edad. Entre las enfermedades que producen una pérdida de masa muscular acelerada están la diabetes, la enfermedad de Lou Gehrig, la distrofia muscular, el VIH, los trastornos de la tiroides, entre otras. Entre las lesiones se encuentran lesiones den las células nerviosas y los derrames cerebrales.
Al ir envejeciendo es normal que al bajar de peso se pierde masa muscular. A partir de los treinta las personas comienzan a disminuir su masa muscular. Cuando no se tiene un entrenamiento físico adecuado, las personas pueden perder hasta un diez por ciento de masa muscular cada década que transcurre.
En algunos casos es difícil detectar cuando una persona comienza a bajar de peso y masa muscular, debido a que muchos adultos mayores tienden a aumentar la grasa muscular aunque estén perdiendo masa muscular. Muchos adultos no modifican su forma de alimentación y se mueven menos, por lo que comienzan acumular grasa en el cuerpo pero su masa muscular comienza a disminuir y en muchos casos se atrofia.
Es importante que las personas cuiden su alimentación para evitar una pérdida de peso y masa muscular involuntaria, con el transcurrir de los años las necesidades del organismo van cambiando, pero el cuerpo necesita de una buena alimentación para conservar sus energías y su estado saludable. De igual forma, necesita mantenerse en movimiento para evitar cualquier tipo de atrofia y conservar la masa muscular en el mejor estado posible. La alimentación balanceada y la actividad física constante son las mejores aliadas para evitar bajar de peso y masa muscular involuntaria.

Pérdida de peso involuntaria

Uno de los procesos que suele causar confusión es el aumento de la masa muscular y la pérdida de peso. Para algunas personas la idea es un poco abstracta, por lo cual es necesario tener un mayor conocimiento sobre este proceso. Cuando una persona logra el aumento del músculo, éste ayuda a la reducción de la grasa corporal de diferentes formas (directa o indirectamente).

Para lograr un aumento de masa muscular efectivo, es necesario comprender como se comporta la grasa corporal. La grasa corporal es muy necesaria (en porciones pequeñas), debido a que ella es la encargada de amortiguar los distintos órganos internos que posee el cuerpo; además sirve para la absorción y asimilación de las vitaminas y minerales, también almacena la energía para que el cuerpo disponga de ella más adelante.

 

Cuando una persona posee un Índice de Masa Corporal entre 25 y 29, se considera que tiene sobre peso; si es superior a 30 se considera obeso. El exceso de grasa no solo da un aspecto más suave y sin definición sino que oculta el músculo y hace que el cuerpo se vea más grande de lo que es realmente. Hay que recordar que la grasa no quema calorías sino que las acumula para convertirlas en energías. Pero es necesario que la persona logre aumentar la masa muscular para perder peso de forma saludable y efectiva, disminuyendo así los depósitos de grasa corporal innecesarios.

Al aumentar los músculos se logra que el cuerpo tenga una mayor fuerza, una mejor forma y definición. Ellos tienen la cualidad de ser metabólicos, es decir, metabolizan las calorías por lo que son capaces de eliminar hasta cincuenta de ellas por días. Por lo que al aumentar los músculos se pierde de peso, mientras mayor cantidad de músculos tenga un cuerpo, mayor será el total de calorías quemadas durante el día. Los entrenamientos físicos de resistencia ayudan a la persona con el aumento de la masa muscular y la pérdida de peso, debido a que el individuo disminuye sus niveles de grasa y aumenta el tamaño de los músculos existentes.

Cuando una persona se decide a perder peso no quiere disminuir sus músculos. Para ello es necesario realizar un aumento de masa muscular y pérdida de peso saludable y efectiva, mediante la disminución de unas trescientas calorías diarias, realizar una rutina de entrenamiento de fuerza y resistencia al menos 3 veces a la semana, y realizar ejercicios cardiovasculares por al menos treinta minutos diarios. Con estos sencillos pasos se logrará buenos resultados, pero lo más importante es que la persona consulte a un especialista y realice el régimen alimenticio que mejor se adapte a sus necesidades.

Un factor determinante entre el aumento de músculos y la pérdida de peso es la genética.  Las personas no tienen la misma predisposición genética de aumentar la masa muscular o de perder peso. Por lo que hay personas que deben trabajar con más fuerza para cumplir sus objetivos.

Aumento de masa muscular y la pérdida de peso

Uno de los procesos que suele causar confusión es el aumento de la masa muscular y la pérdida de peso. Para algunas personas la idea es un poco abstracta, por lo cual es necesario tener un mayor conocimiento sobre este proceso. Cuando una persona logra el aumento del músculo, éste ayuda a la reducción de la grasa corporal de diferentes formas (directa o indirectamente).

Para lograr un aumento de masa muscular efectivo, es necesario comprender como se comporta la grasa corporal. La grasa corporal es muy necesaria (en porciones pequeñas), debido a que ella es la encargada de amortiguar los distintos órganos internos que posee el cuerpo; además sirve para la absorción y asimilación de las vitaminas y minerales, también almacena la energía para que el cuerpo disponga de ella más adelante.

Cuando una persona posee un Índice de Masa Corporal entre 25 y 29, se considera que tiene sobre peso; si es superior a 30 se considera obeso. El exceso de grasa no solo da un aspecto más suave y sin definición sino que oculta el músculo y hace que el cuerpo se vea más grande de lo que es realmente. Hay que recordar que la grasa no quema calorías sino que las acumula para convertirlas en energías. Pero es necesario que la persona logre aumentar la masa muscular para perder peso de forma saludable y efectiva, disminuyendo así los depósitos de grasa corporal innecesarios.

Al aumentar los músculos se logra que el cuerpo tenga una mayor fuerza, una mejor forma y definición. Ellos tienen la cualidad de ser metabólicos, es decir, metabolizan las calorías por lo que son capaces de eliminar hasta cincuenta de ellas por días. Por lo que al aumentar los músculos se pierde de peso, mientras mayor cantidad de músculos tenga un cuerpo, mayor será el total de calorías quemadas durante el día. Los entrenamientos físicos de resistencia ayudan a la persona con el aumento de la masa muscular y la pérdida de peso, debido a que el individuo disminuye sus niveles de grasa y aumenta el tamaño de los músculos existentes.

Cuando una persona se decide a perder peso no quiere disminuir sus músculos. Para ello es necesario realizar un aumento de masa muscular y pérdida de peso saludable y efectiva, mediante la disminución de unas trescientas calorías diarias, realizar una rutina de entrenamiento de fuerza y resistencia al menos 3 veces a la semana, y realizar ejercicios cardiovasculares por al menos treinta minutos diarios. Con estos sencillos pasos se logrará buenos resultados, pero lo más importante es que la persona consulte a un especialista y realice el régimen alimenticio que mejor se adapte a sus necesidades.

Un factor determinante entre el aumento de músculos y la pérdida de peso es la genética.  Las personas no tienen la misma predisposición genética de aumentar la masa muscular o de perder peso. Por lo que hay personas que deben trabajar con más fuerza para cumplir sus objetivos.